El ambiente en la Clásica de San Sebastián

Desde la mañana Igeldo se va llenando de aficionados que vienen a acompañar los momentos finales de la Clásica de San Sebastián que por el cuarto año consecutivo se interna por los caminos de Murgil Bidea, una cuesta de 2,5 km decisiva para la carrera.