Clásica San Sebastián

Aritz Bagües: «Sentimos el calor de la afición en la Clásica San Sebastián, fue impresionante»

Bagües, en la fuga./KARLIS
Bagües, en la fuga. / KARLIS

El errenteriarra se metió en la escapada del día de la Clásica San Sebastián y ya se fija en sus próximos objetivos, Burgos y la Vuelta

I. I.SAN SEBASTIÁN.

Aritz Bagües (Errenteria, 19 de agosto 1989) fue uno de los protagonistas de la Clásica de San Sebastián. Hombre de confiaba de Jon Odriozola, fue uno de los Murias que se filtró en la escapada del día

- ¿Lograron su objetivo?

- Salimos con la idea de meternos en la fue sí o sí, y coincidimos Sergio Rodríguez, Cyril Barthe y yo. Nuestra lucha eran las clasificaciones secundarias porque sabíamos que llegar a meta era muy difícil. Queríamos entrar los máximos posibles en la escapada. Si salía algún grupo grande, queríamos filtrar por lo menos a dos. A veces te sale mejor y otras, peor. Cyril era el más rápido y nosotros tratamos de echarle una mano para ganar la montaña. También se llevó las metas volantes, así que fenomenal. Yo venía de una concentración el altura y las sensaciones fueron raras, con el pulso disparado, pero ya me lo esperaba.

- ¿Se quedó satisfecho el equipo?

- Muy contento. Sabíamos a lo que veníamos. De cara a meta, tanto a Mikel Bizkarra como a Gari Bravo, que eran nuestras bazas junto a Mikel Iturria, les pasó como a mí. Que bajaban de altitud y al final no les respondieron las piernas. Pero terminamos contentos colectivamente.

- ¿Fue diferente correr la Clásica respecto a otras pruebas?

- Para mí, sí. Es la carrera de casa. Soy de Errenteria y vivo aquí. Había gente conocida y, personalmente, los pasos por Jaizkibel y Arkale fueron muy especiales.

- ¿Tanto se nota el ambiente?

- Sí. Sentimos el calor de la afición con el equipo, fue impresionante. Sentimos el aprecio del público. Además, durante todo el recorrido había gente conocida.

- Era una carrera marcada en rojo en el calendario desde el principio de temporada...

- Claro, porque era una de las cuatro carreras World Tour que vamos a disputar, con la Volta, la Itzulia y la Vuelta a España. Sobre todo las de casa son las que más nos motivaban.

- Odriozola ha contado con usted para todas las mejores carreras.

- Agradezco esta confianza que me dan de correr las carreras importantes. Intento demostrar por qué me llevan. No todo son resultados, también hay que saber trabajar.

- Pero las victorias le están viniendo muy bien a su equipo.

- Desde luego. Es importante y te da mucho moral. En el ciclismo la cabeza cuanta mucho y anímicamente al equipo le ha venido bien empezar a ganar. Estamos en un ciclo en el que parece que todo sale.

- Ahora la gente les va a pedir que ganen una etapa en la Vuelta.

- El objetivo va a ser ese. Sabemos que es muy difícil, pero también que hay 21 etapas y son 21 oportunidades. Hay escapadas que llegan y contamos con Jon Aberasturi, que un día puede dar la sorpresa en un sprint.

- ¿Cómo analiza su temporada a título individual?

- Empecé tranquilo para estar bien en mayo, en Yorkshire y Noruega. Me tocó trabajar para Prades y nos fue muy bien, porque ganó la general en Noruega. Después, paré en junio para hacer una concentración en altura y afrontar ahora la Vuelta a Burgos y la Vuelta a España. En la Clásica no me encontré como quería por haber bajado de la altitud, pero ese trabajo irá saliendo en los próximos días.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos