Los ciclistas ya calientan motores

Los ciclistas ya calientan motores

Varios equipos que competirán este sábado en la Clásica han querido conocer las rampas de Murgil Bidea, que previsiblemente decidirán la carrera

IKER MENDIA

La Clásica de San Sebastián ya calienta motores. Mejor dicho, varios ciclistas ya calientan motores de cara a la carrera de este sábado, una de las más espectaculares del circuito internacional. Equipos como el Team Sunweb, Bahrain-Mérida y el Uae Team Emirates, entre otros, han querido conocer de primera mano Murgil Bidea, las rampas que previsiblemente decidirán la carrera.

Por cuarto año consecutivo, la Clásica se internará por los caminos de Igeldo para buscar ganador. Una carretera mínima, Murgil Bidea, con nombre de lo que en realidad es, un camino, será el juez de la carrera. Dos kilómetros y medio al 9% de pendiente media, con tres tramos del 20%, romperán el pelotón de favoritos que se presente a su pie, después de 221 kilómetros de carrera. Es el ciclismo moderno, el de las diferencias mínimas. Una subida de 2.500 metros para decidirlo todo, para elegir al mejor. Hace tres años, Alejandro Valverde (Movistar), hace dos Adam Yates (Orica) y la temporada pasada, Bauke Mollema (Trek).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos