Diario Vasco

«Si la subía yo, ¿no lo van a hacer éstos ahora?»

  • El alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, conoce de primera mano la subida a Bordako Tontorra y cree que aún hay tramos más duros

La presentación de la Clásica San Sebastián, que el próximo sábado 2 de agosto cumple su edición número 34, volvió a congregar a numerosos aficionados en el hotel Amara Plaza de Donostia. José Luis Arrieta, miembro de Organizaciones Ciclistas Euskadi, desgranó el recorrido de la Clásica San Sebastián, catalogada una vez más como fuera de categoría, que incluye por primera vez la subida a Bordako Tontorra, una ascensión corta, de 2,5 kilómetros, pero con porcentajes del 20% que puede decidir el vencedor final en la meta del Boulevard.

Arrieta, que estuvo acompañado por el resto del equipo de Organizaciones Ciclistas Euskadi, compuesto por Enrique Erentxun, director de carrera, Julián Eraso, Jesús Mari Iribarren, Juan Luis Juárez y Javier Riaño, resaltó que «hemos introducido novedades con respecto al año pasado y confiamos que los cambios resulte, interesante. Esperamos que la Clásica San Sebastián sea un éxito deportivo».

El más significativo es la subida a Bordako Tontorra. «Se trata de un tramo muy exigente y selectivo, que provocará que no se forme un grupo numeroso en el regreso a Donostia». Arrieta adelantó que la carretera que conduce a la subida permanecerá cerrada a los vehículos desde las 8 de la mañana hasta la conclusión de la carrera en el Boulevard.

El alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre, gran aficionado al ciclismo, habla con conocimiento de causa: «Vivo en Igeldo y antes bajaba todos los días en bicicleta a trabajar a Donostia. Y después vuelta. Esa subida la he hecho muchas veces. Es dura, pero hay tramos aún mucho más duros. Si la subía yo, ¿no lo van a hacer éstos ahora?», bromeó la máxima representación municipal, que estuvo escoltado por Josu Ruiz, concejal de Deportes del consistorio. También acudió Joxean Muñoz, viceconsejero de Deportes del Gobierno Vasco, así como Asier Sarriegi, director foral de Deportes, e Iker Ruiz de Eguino, director de Turismo de Gipuzkoa.

Indurain, en el Boulevard

Los organizadores de la Clásica San Sebastián confirmaron la presencia el día de la carrera de Miguel Indurain. El pentacampeón del Tour de Francia acudirá al corte de cinta y también estará en la entrega de premios. Se cumplen 25 años desde que el corredor de Villava ganase en 1990 en Donostia. Y también destacaron la cobertura televisiva que tendrá la carrera. ETB emitirá en directo la prueba durante dos horas y media y cederá la señal al canal Teledeporte, durante hora y media.

Fueron un centenar los aficionados que llenaron uno de los salones del hotel Amara Plaza. Entre ellos los exciclistas Txomin Perurena y Ramón Mendiburu, quienes departían con Eduardo Soto, presidente de la Federación Guipuzcoana. Iñigo Espinosa, director de marketing de EL DIARIO VASCO, junto con Raúl Fernández, director del hotel y Mauro Vergara, de Viajes Equinoccio. También acudieron Iñaki Almandoz, de Kutxabank, el maestro de periodistas deportivos Iñaki Sagastume y el incombustible Fernando Larrañaga con Alfonso Benito.