Diario Vasco

Clásica san sebastián

Los Yates, a defender su patrimonio

fotogalería

/ José Mari López

  • Los hermanos ingleses, favoritos para ganar una prueba que subirá por primera vez Murgil

  • Contador, Jon Izagirre, Purito, Gilbert, Valverde, Daniel Martin, Landa y Van Avermaet, otros aspirantes al triunfo

Siempre queda una duda, razonable, a la hora de evaluar lo que puede dar de sí una carrera como la Clásica de San Sebastián que, con el paso de los años, ha ido introduciendo novedades en su recorrido, variando de forma sustancial lo que era la prueba en sus principios y lo que es ahora.

Las primera novedad que apareció fue cambiar la subida a Jaizkibel para que no se bajase a Lezo y desde allí ganase Marino Lejarreta de forma habitual. Luego se hizo el recorrido mundialista y más tarde se le añadiría una pasada más por Jaizkibel y Arkale, se recortaría el paso por ciertas localidades y se buscaría un final más eléctrico en San Sebastián.

  • Vídeo.Gran ambiente en el Boulevard donostiarra

Esos cambios han afectado de forma importante a los kilómetros que hay antes del Boulevard, en los que se suele decidir quién no va a ganar. En dos años, en Donostia veremos dos finales distintos: de Bordako Tontorra hemos pasado a Murgil Bidea. No tienen nada que ver uno con otro, pero los protagonistas van a ser los mismos. Al final habrá que subir lo mejor colocado posible, atacar si es que se puede y luego afrontar una larga bajada para enfilar hacia el Boulevard.

Los hechos demuestran que se puede hacer en solitario pero la realidad es tozuda y hay muchas más probabilidades de que veamos un pequeño grupo que se juegue la carrera antes que de ver entrar a un corredor solo.

Hay un tipo de ciclista para cada prueba, sobre todo para las de un día, y más para un modelo como el de la Clásica, que llega después del Tour de Francia, lo que condiciona de forma importante la lista de aspirantes. Correr el Tour permite a los ciclistas adquirir un estado de forma que es vital para ganar en el Boulevard. Y en eso, esta edición no va a sufrir variaciones. El pelotón que va a recorrer Gipuzkoa tiene de todo, y todo muy bueno, de una calidad tan enorme que cuando hablamos de favoritos hay que hacerlo con prudencia porque en muchos casos los nombres que aportemos dependerán, para su éxito o fracaso, de cómo lleven sus equipos la prueba y la forma en que la corran.

No será lo mismo que la Clásica vaya rápida o acelerada por tres o cuatro formaciones, que se mantenga a un ritmo más lento, que siempre da vida a quienes se agarran a los mejores hasta que les terminan soltando.

Por derecho propio hay que pensar en Adam Yates, el ganador del año pasado, que en 2014 se cayó bajando Igeldo y al que parece que le han hecho un recorrido a medida, como a su hermano Simon. A los Yates les gusta Euskadi, sus recorridos, el pulso de vida que tiene: un terreno muy parecido a la zona en la que viven en Inglaterra. Intentarán defender su patrimonio.

Detrás de ellos se desata la locura con Alberto Contador, Mikel Landa, Michal Kwiatkowski, Daniel Martin, Valverde, Jon Izagirre, Richie Porte, Philippe Gilbert, Purito Rodríguez, Thibaut Pinot, Steven Kruisjwijk, Luis León Sánchez, Bauke Mollema, Tony Gallopin, Warren Barguil, Rigoberto Uran... y mucho más.

Test olímpico

Es como un pequeño Tour de Francia comprimido al máximo y metido en 220 kilómetros. El que muchos de esos ciclistas vayan mañana directamente a Brasil para estar en los Juegos Olímpicos le añade todavía más interés a la Clásica, puesto que todo el mundo intentará saber y también interpretar lo que dice la carretera, que no es fácil.

Por primera vez en muchos años hay un corredor guipuzcoano que está en condiciones de disputar el triunfo, Jon Izagirre, al que su momento de forma le debe servir para llegar con opciones a las situaciones claves.

Ningún guipuzcoano ha conseguido ganar la prueba en la carretera, aunque en el palmares, en 2007, está Juan Manuel Garate, al que la descalificación de Leonardo Bertagnoli acabó dando la victoria años después. No lo va a tener fácil, pero entrar de lleno entre quienes pueden vencer permite hacerse una idea de dónde se encuentra hoy en día Jon Izagirre a nivel mundial.

Su compañero Valverde la ha ganado en dos ocasiones, lo mismo que Luis León Sánchez. Precisamente Valverde, que se impuso en 2008, es el vencedor más antiguo de la prueba y ahí sigue, entre los favoritos. Dependiendo de sus movimientos se abrirá más o menos el abanico de aspirantes que se desplegará entre Igeldo y el Boulevard.