ENTRE PICO Y PICO, MURGIL

Si alguien pensaba que después del Tour a la Clásica le podían faltar figuras, la lista de favoritos desmiente esa impresión: Urán, Landa, Yates, Barguil, Mollema, Van Avermaet... ¡Vaya que sí hay nombres!

txomin perurena
TXOMIN PERURENA

Después del Tour pensé que podían faltarle nombres a la Clásica, pero la gente ha respondido. Vienen muchos de los mejores hombres del Tour, como Urán,Landa, Yates, Barguil, Mollema, VanAvermaet, Gilbert... ¡Vaya que sí hay nombres! A todos ellos se suma el flamante ganador del Giro, Tom Dumoulin. Si toda esa gente viene después del Tour es porque tienen la intención de dar el máximo. Si están en Donostia es porque tienen interés en la carrera, no me imagino que a esos nombres sus equipos les obliguen a correr. Vienen con intención. Eso es al menos lo que espero.

Un recorrido entre selectivoy rompepiernas

La Clásica tiene un recorrido para poder hacer la carrera dura. Es selectivo y rompepiernas y, en condiciones normales y con equipos que controlen será complicada.Y más si a la hora de la carrera les coincide alguna tormenta. Eso cambiaría el panorama totalmente. Lo que es seguro es que la carrera será rápida. La clave será qué equipo controle y lleve la carrera amarrada hasta Murgil. El BMC puede realizar esa labor para VanAvermaet. Los corredores que vienen del Tour tienen la llave, porque el fondo no se pierde. El problema suele ser la semana, no descuidarse.Por ejemplo, he leído que Barguil ha corrido dos critériums después del Tour. En mi opinión, eso hace muy difícil que pueda hacer una demostración de sus capacidades en Murgil. Todo el mundo termina el Tour muy justo y si después de llegar al límite lo llevas más allá, el cuerpo humano no da más de sí. Yo creo que un final tan exigente le puede pasar factura a Barguil. En su caso el pico de forma va para abajo.

Echo de menos a Valverdey a Purito Rodríguez

La clave de la carrera volverá a ser Igeldo. En este momento añoro a Alejandro Valverde y a Purito Rodríguez, dos hombres muy adecuados para un final como el de la Clásica, que además ponían a trabajar a sus equipos y controlaban la carrera para jugársela al final. En mi opinión esa es la incógnita de esta edición, quién puede controlar. No descarto que la carrera pueda llegar rota a Murgil. No por un solo corredor, pero sí por un grupo. No me olvido de Mollema, que terminó el Tour muy bien y puede tener sus opciones para defender su victoria del año pasado en este mismo escenario.

Lo que decide es la fuerza y el punch, más que la colocación

Se habla de que es importante entrar bien colocado en la subida a Murgil, y lo es. Mucho.Hoy en día, la labor de control de los equipos es un elemento fundamental y se trata de llevar a los líderes en las mejores condiciones y bien posicionados al momento clave. Pero lo que decide al final es la fuerza y el punch de cada uno en una subida tan explosiva. Es un muro tipo clásicas de Bélgica, que además tiene la longitud suficiente para hacer daño. Diría que es duro y largo, ideal para corredores como Van Avermaet.

El público espera reconocer su gran Tour a Mikel Landa

La lista de favoritos es amplia y ojalá se incruste entre ellos Mikel Landa. El alavés ha despertado el ánimo de la afición vasca, que está deseosa de poder reconocerle su gran actuación en el Tour de Francia. En su caso, como en el de los demás favoritos, lo importante es saber cómo ha llevado la semana, si se ha relajado o ha mantenido la tensión hasta la Clásica. Si llega mentalizado o no. Porque por lo demás, con él no hay dudas. Tiene cualidades de sobra para poder estar en la pelea con cualquiera. La afición está deseando verle. Es un corredor impagable.

Me sumo al homenaje de los aficionados a Zubeldia

De Haimar Zubeldia poco puedo añadir. Me sumo a los miles de aficionados que le van a tributar un homenaje y a darle un abrazo. Y darle las gracias por todos estos años. Eskerrik asko, Haimar.

Omar Fraile y Serge Pawels, ayer en la subida
Omar Fraile y Serge Pawels, ayer en la subida / LOBO ALTUNA

Fotos

Vídeos