Clásica de San Sebastián

Así ha vivido la Clásica la afición

Las rampas de Murgil Bidea registran un impresionante ambiente en la recta final de la carrera

MICHAEL SUSINSan Sebastián

Una de las grandes virtudes de la Clásica de San Sebastián reside siemre en el imperionante ambiente que se registra en las cunetas. Además de la espectacularidad de la ruta y el nivel de los participantes, la afición vasca da lo mejor de sí y disfruta sobremanera viendo en directo a sus ídolos. La edición de este año no ha sido una excepción y las rampas de Murgil Bidea, tan cerca de meta, han vuelto a registrar mucha gente y gran ambiente.

Fotos

Vídeos