Ciclismo

La Clásica solo tendrá un paso por Murgil

La carrera pierde un puerto puntuable a causa del estado de la carretera que baja a Orio desde Igeldo y el recorrido se acorta 2 km con respecto a la última edición

I. TROYANO

La organización de la Clásica San Sebastián ha anunciado este lunes el recorrido de la prueba en su regreso al calendario después de que el año pasado se tuviera que suspender por culpa de la pandemia. La Clásica regresa con un perfil similar al de años anteriores, pero sufre alguna modificación.

Este año solo habrá un paso por Murgil, por lo que se perderá un puerto puntuable. Las condiciones de la carretera que baja a Orio desde Igeldo han impedido que la carrera transcurra por ahí y, por seguridad, la organización de la carrera ha optado por evitar este tramo y modificar la primera parte del recorrido.

La carrera contará con seis puertos de montaña puntuables, Azkarate (3º Cat.) y Urraki (2º Cat.), ambos en los primeros kilómetros, serán las novedades de este año. Alkiza (3º Cat.), Jaizkibel (2º Cat.) y Erlaitz (1º Cat.) se subirán antes de pasar por la línea de meta dirección a las duras rampas de Murgil (2º Cat.).

Además, esta edición tendrá dos sprints intermedios que estarán localizados en Hondarribia y en el primer paso por línea de meta en el Boulevard de Donostia. El recorrido se recorta 2 km con respecto a la última edición, pero mantiene una dureza muy similar a la de otras ediciones.

Aia y Gurutze, novedades en la prueba femenina

Este lunes también se ha presentado el recorrido de la Clásica San Sebastián Women. Como sucede en la prueba masculina, en la carrera femenina también habrá un solo paso por Murgil. En su caso, mantendrá cuatro puertos de montaña puntuables. Aia (3º Cat.) y Gurutze (3º Cat.) serán las novedades de este año. Jaizkibel (2º Cat.) se mantiene y las rampas de Murgil (2º Cat.) serán el último paso para llegar a la meta.

Esta edición contará con dos sprint intermedios que estarán localizados en Hondarribia y en el primer paso por la línea de meta en el Boulevard de San Sebastián. El recorrido tendrá 12 km más que la última edición, y mantiene una dureza muy similar.