Los favoritos de la Clásica ya están en Murgil

josé mari lópez

Mañana, carrera

Los favoritos de la Clásica ya están en Murgil

Figuras como Evenepoel están recorriendo los kilómetros finales de la carerra la mañana de esta viernes

IÑAKI IZQUIERDO

Maillot abierto, mirada atenta. Remco Evenepoel (Quick-Step) ha reconocido este viernes la subida a Murgil, punto decisivo de la Clásica de San Sebastián de este sábado. El belga, ganador en el Boulevard en 2019, ha acudido solo a reconocer los últimos kilómetros de la carrera, sin compañeros, sin interferencias, señal de que su objetivo es repetir victoria en la prueba que lanzó al estrellato hace tres años, cuando solo tenía 19.

Murgil está siendo la mañana de este viernes un peregrinar de corredores y equipos que preparan la Clásica. Todos ellos están citados a partir de las 18.30 horas para la presentación oficial en el Boulevard.

Por las rampas de Murgil se están dejando ver casi todos los equipos. El potente Bahrain de Wout Poels, Pello Bilbao y Luis León Sánchez ha preferido hacer la inspección en pelotón, mientras el Intermarché de Bakelants lo ha hecho en varios grupos, así como el UAE de Pogacar.

Las formaciones, las 18 del World Tour y cinco invitadas, no quieren dejar nada al azar y han aprovechado para reconocer in situ la subida clave de la carrera, que no por conocida deja de esconder secretos. Son 2,1 kilómetros al 10,1% de pendiente media, con un tramo al 19%. La mayor dureza espera en el kilómetro final, con 500 metros al 14,7% y los últimos 500 al 11,6%, antes de emprender el descenso hasta la meta del Boulevard, a ocho kilómetros de la cima de Murgil.