Clásica San Sebastián

Markel Irizar: «El momento más especial, la llegada»

Markel Irizar recibió un merecido homenaje. /JOSÉ MARI LÓPEZ
Markel Irizar recibió un merecido homenaje. / JOSÉ MARI LÓPEZ

DV

Markel Irizar (Trek Segafredo) dijo este sábado adiós a su carrera como ciclista profesional. Fue un día lleno de emociones. En la salida, durante la carrera, donde se metió en la escapada, y en el podio final del Boulevard. «El momento más especial del día ha sido cuando he llegado a meta. El homenaje la verdad es que no me lo esperaba y ha sido muy emocionante, con mi ama, mi mujer, mis hijos, los chavales de mi equipo... Impresionante, muy difícil de explicar».

En el podio estuvo acompañado por su compañero y amigo Bauke Mollema. El holandés es un fijo en la Clásica gracias, en parte, a la influencia del oñatiarra. «Ni en mis mejores sueños hubiese imaginado que acabaría mi carrera de esta manera. Ahora ya lo que hayas hecho en bici se ha acabado, lo único que quedan son todos estos momentos y los recuerdos».

Si Remco Evenepoel (Deceuninck) era el más reclamado en meta, Markel Irizar fue el segundo. Y no solo por los medios. Todos los aficionados le pedían una foto o un autógrafo, y no pudo atender a todas las solicitudes.