Pogacar celebra una victoria conseguida esta temporada en el UAE Tour. / ep

Ciclismo Pogacar se apunta a la Clásica, tierra todavía por conquistar

Replantea su calendario y estará el sábado en el Boulevard con la intención de subir a lo más alto del podio por primera vez en el País Vasco

Beñat Arnaiz
BEÑAT ARNAIZ San Sebastián

El UAE y Tadej Pogacar han recalculado la ruta de la temporada 2022 después del segundo puesto conseguido en el Tour de Francia y han decidido mover las piezas del calendario, con la primera consecuencia directa de que el aficionado al ciclismo va a tener el privilegio de disfrutar en primera persona del genio esloveno el sábado en la Clásica San Sebastián. El otro efecto es que no estará en Utrecht en la salida de la Vuelta a España el 19 de agosto, retrasando al menos un año más su participación en dos grandes vueltas en un mismo ejercicio.

El doble campeón del Tour de Francia se ha marcado tres objetivos antes de guardar la bicicleta en el trastero en invierno: la Clásica San Sebastián, el Mundial en ruta que se disputará el 25 de septiembre en Wollongong (Australia) y el Giro de Lombardía, quinto Monumento del calendario que ya tiene en su palmarés tras el triunfo en 2021.

Decidido a tachar de su lista las grandes pruebas del circuito World Tour, a Pogacar se le ha resistido hasta ahora –solo tiene 23 años– las victorias finales de las dos carreras principales del País Vasco: la Itzulia y la Clásica San Sebastián. Su primer destello lo dio en la Vuelta al País Vasco de 2019 quedando sexto en la general y quinto en la etapa reina. En 2021 no pudo con la emboscada del Jumbo y tuvo que conformarse con el tercer puesto, por detrás de Primoz Roglic y Jonas Vingegaard. En San Sebastián tan solo tiene una participación, también en 2019, aunque no pudo terminar la carrera que acabó ganando Remco Evenepoel.

Tadej Pogacar no se pone el dorsal para dar un paseo y regresar antes de tiempo al hotel. Si ha decidido venir a la Clásica San Sebastián es por que se ve en condiciones de luchar por la txapela. Desde que sorprendiera en el Tour de 2020, ha participado en veintidós carreras de un día con un balance de tres victorias, cuatro podios más, nueve top-10 y solo tres abandonos. Sus resultados en las carreras por etapas son aún más impresionantes. De las nueve en las que ha participado, solo en la Itzulia de 2021 y en este pasado Tour no ha logrado el triunfo absoluto.

Otra vez contra Van Aert

Pogacar está estos días siguiendo el Tour de Francia femenino, donde participa su pareja, Urska Zigart, con el equipo Bike Exchange. Desconecta y descansa a su manera antes de vérselas otra vez con el Jumbo-Visma, que viene sin Jonas Vingegaard pero con el hombre más decisivo de la ronda gala: Wout van Aert. El belga es el gran aliciente de la carrera porque debutará en España y hay expectación por ver lo que puede llegar a ser capaz y cómo se va a mover en un terreno como el de la Clásica.

Pogacar y él son los grandes favoritos, pero no los únicos. Remco Evenepoel, después de tres semanas concentrado en Livigno (Italia), regresa a la ciudad en la que deslumbró por primera vez. Simon Yates llega en buena forma tras ganar en Ordizia, Geraint Thomas ha demostrado estar muy bien, Valverde disputará su última Clásica o Jai Hindley, vigente campeón del Giro, vuelve a la competición el sábado.

La participación de Alaphilippe sigue en el aire por el positivo que dio el lunes y los que no estarán serán los corredores del Arkea, que han revocado la invitación al haber terminado el Tour con varios efectivos enfermos.